Charlotte Perriand: Una mujer creativa

Hola amig@s: Dejadme que recuerde a personas creativas que tanto bien hicieron y hacen por el mueble. Mejorando así nuestro bienestar social

Charlotte Perriand: Una mujer creativa

Fue una diseñadora destacada dentro  del movimiento moderno y autora de icónicos diseños del siglo XX. 

Nacida en París en 1903. Desde su juventud se interesó por el diseño.

 Tenía 17 años cuando ingresó en la Escuela de la Unión de las Artes decorativas de París, pero el estilo clásico y la tradición artesanal no le motivaban

Prefirió dedicarse a investigar  lo relacionado con  los nuevos materiales. Sus primeras obras se inspiraban en los diseños de las bicicletas o de los primeros automóviles que empezaban a circular por París.
Aunque no era habitual en una mujer, en aquella época, Charlotte Perriand pronto se hizo un nombre en el mundo del diseño, en una profesión tradicionalmente dominada por hombres. 

A los 24 años entró a trabajar como decoradora de muebles, en el estudio de Le Corbusier arquitecto y escultor frances y Pierre Jeanneret, arquitecto y diseñador suizo, primo y colaborador de Le Corbusier.

Aunque anteriormente Charlotte Perriand ya había solicitado trabajar con Le Corbusier  y fijaos lo que le contestó: 

«Aquí no bordamos cojines» Pero lo que son las cosas, en el salón de otoño de París en 1927, Le corbusier quedó impresionado con la representación del bar que ella había creado en su ático, de acero cromado y aluminio anodizado. Ella tuvo mucho que ver en el diseño de algunas piezas, como la mítica chaise longue LC4 o la butaca LC2.

El diseño de la silla LC7, en 1927 se le atribuye casi por completo a ella, a pesar de seguir denominándose con las iniciales del arquitecto. En todas ellas, el tubo de acero fue el protagonista.

En su origen esta silla giratoria fue diseñada como silla de comedor, al día de hoy la podemos ver en cualquier oficina e incluso comercio, ofreciendo una imagen elegante. He leido que incluso la silla LC7 forma parte de la colección permanente del MoMa (New York).

Estuvo 10 años trabajando con el arquitecto. Fundó la Asociación de Escritores y artistas Revolucionarios (AEAR) a partir de ahí comenzó a viajar a distintos países Rusia y Japón, donde le sorprendió la II guerra mundial

Se trasladó a Indonesia y Vietnam, poco a poco comenzó a plasmar sus diseños en materiales orgánicos como el bambú y la madera, gracias al movimiento Mingei
En esta época rediseñó la Chaise Longue LC4. Sustituyó los tubos de acero por 12 láminas de bambú curvadas y cuidadosamente alineadas

Estas tiras se unen mediante tacos de latón satinado y la base de la tumbona es de madera maciza de teka, haya o bambú, editada hoy por Cassina que forma parte de su colección I Maestri.

Charlotte Perriand: Una mujer creativa
Cuando volvió a París siguió trabajando como diseñadora, pero además era muy inquieta con la fotografía. Le encantaba la naturaleza.Tenía una preocupación constante con las diferentes formas de habitar y desarrolló viviendas prefabricadas. Y en la década de los 60 diseñó unos apartamentos de montaña en Ski de Les Arcs en Savoie.

Diseñó su sillas y taburetes Les Arc

Llevaba desde 1950 trabajando en su propio estudio de París, siguió colaborando con otros diseñadores de la época como Jean Prouvé, Lucio Costa.

En 1985 toda su obra estuvo presente en una exposición en el Museo de la Artes Decorativas de Paris.
En 1998 un año antes de morir se publicó su biografía A Life of Creatión (The Monacelli Press NY 2000
Hasta aquí una longeva y gran diseñadora dentro del arte moderno que sin duda nos dejó un gran legado. Nos quedamos con su gran reflexión. “La creatividad es espontánea, pero para preservar su frescura, mientras se busca su perfecta ejecución, necesita ser alimentada, enriquecida por todos los miembros del taller. No hay rivalidad, sólo sinergia”.

Un saludo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *